Duro partido vivido en Compañía de María

 

 

 

El partido no fue nada fácil desde el primer momento. La dureza de los aros y la falta de acierto condenaron al equipo hasta mitad del tercer cuarto.
Faltó intensidad desde el inicio del partido y esto hacía que Compañía estuviese vivo durante los primeros 25 minutos de partido. En el tercer cuarto,
el equipo consiguió romper el partido dejando un cuarto para enmarcar.

Partido en el que faltó intensidad por parte del equipo, además de concentración. No fue un partido fácil, donde costó desde el primer momento ganar.
Toca seguir trabajando y seguir mejorando estos aspectos.